Logo Banca Internet

¿A quién afecta?

Proyecto de todos

S€PA proyecto de todos

La migración a SEPA nos afecta a todos. Diariamente realizamos acciones cotidianas en las que, sin apenas darnos cuenta, intervienen los sistemas de pago SEPA.

Por ejemplo, cuando pagamos con la tarjeta en cualquier tienda, supermercado o restaurante, cuando domiciliamos en nuestras cuentas los recibos del agua, luz, teléfono o gas, e incluso cuando hacemos una transferencia a un hijo que está estudiando como Erasmus, al propietario del apartamento que queremos alquilar en el Algarbe o el adelanto al tapicero que va a renovar el sofá de casa.

Pero los consumidores no son los únicos afectados también las empresas que hacen transferencias para pagar las facturas a sus proveedores o las nóminas a sus empleados, también aquellas que emiten recibos para cobrar sus servicios, como las comunidades de vecinos, los gimnasios o las compañías de seguros.
Tampoco hay que olvidar a los Ayuntamientos, Ministerios o Comunidades Autónomos, que cobran impuestos o aranceles, pagan pensiones y abonan servicios a otras empresas.